boca

9 consejos prácticos para cuidar tus dientes

En nuestra boca viven 20.000 millones de bacterias y cada día que pasa sin que nos cepillemos los dientes ahí se mudan millones de nuevas bacterias dispuestas a hacer de las suyas. Aquí presentamos nueve recomendaciones prácticas para no tener que visitar al dentista antes de tiempo: La dieta, tan importante como el cepillado para prevenir la caries. La dieta tiene un peso tan importante como el propio cepillado de los dientes en la prevención de la caries. No alcanza con cepillarse los dientes bien y más veces al día para compensar: eso no podrá revertir los efectos de una mala dieta. En lo que se refiere a caries, cavidades y agujeros en los dientes la clave está en la dieta y en la frecuencia de exposición al azúcar. Cuándo comer, tan importante como qué se come. Si no has comido o bebido durante un tiempo, tu boca está esencialmente «en reposo» y tus dientes a salvo. Pero justo después de comer se vuelve ácida, creando un ambiente en el que tus dientes empiezan a disolverse. Así que cuanto más picotees entre horas, más períodos de acidez habrá en tu boca. El consejo general para el cuidado de los dientes es evita comer entre horas y comer los dulces después de las comidas. Cómo «comer bien» entre horas. Pero si no podés resistirte a picotear entre horas, se recomienda beber agua, masticar un chicle sin azúcar o incluso comer un poco de queso, para ayudar a los dientes a regresar a ese nivel seguro de acidez. Azúcar, el gran enemigo de los dientes. La frecuencia de exposición al azúcar es clave para el desarrollo de caries. Se recomienda tener cuidado con los alimentos aparentemente inocentes pero que tienen azúcar escondido, como los jugos de fruta, los cereales o algunas comidas precocinadas. Es mejor comer una naranja que beber un jugo de naranja embotellado. La leche es otro de los alimentos que puede traicionar, particularmente en los niños: si bien su contenido en calcio lo hace recomendable para los dientes, también contiene azúcar. Algunos niños se quedan dormidos con el biberón en la boca […]

¿Qué buscamos con una ortodoncia?

Los Ortodoncistas complementamos nuestras habilidades técnicas con los conocimientos profesionales y artísticos para lograr la simetría, armonía, balance y proporción del rostro de las personas. Lo que buscamos con la Ortodoncia es encontrar un equilibrio armónico entre la cara y la dentadura. Cuando conseguimos una relación armónica entre los dientes y la cara, da como resultado una sonrisa bonita y saludable, que realza la autoestima y, desde el punto de vista psicológico, mejora la calidad de tu vida. La imagen pública de las personas que tiene una dentadura funcionalmente alineada, es “sinónimo de una sonrisa sana”. Al establecer una escala de valores dentro de los patrones de imagen corporal, facial y atractivo físico, la dentadura alcanza valores preponderantes como signo de juventud, de atractivo sexual y de éxito social. La boca y los ojos son las regiones móviles del rostro que más atraen la atención de las persona. Una boca proporcionada e hidratada, sin arrugas ni pliegues que la enmarquen, posee un alto valor estético, ya que simboliza juventud y sensualidad. Al finalizar, la Ortodoncia no solamente logramos una sonrisa perfecta y un rostro más armónico; también tenemos a un ser humano más feliz, con una elevación de su autoestima, con miradas incansables al espejo, de frente, de lado, sonrientes, y en nosotros la alegría del deber cumplido”. La cara, además de reflejar lo que somos, refleja también lo que queremos ser. Qué parámetros tenemos en cuenta en para valorar la Simetría de la Cara y la Armonía de la boca para conseguir el equilibrio facial? Valoración del Perfil Facial Valoración de los Labios Valoración Frontal de la Cara Valoración de la Sonrisa Valoración de la Posición de los Dientes y Labios Proporción entre el cuello-mentón y mentón-nariz La nariz en el contexto facial La vía aérea Surcos facio-genianos Simetrías frontales

«Juntos nos ocupamos de vos esperando que tu apariencia sea la que esperas»