cepillado

9 consejos prácticos para cuidar tus dientes

En nuestra boca viven 20.000 millones de bacterias y cada día que pasa sin que nos cepillemos los dientes ahí se mudan millones de nuevas bacterias dispuestas a hacer de las suyas. Aquí presentamos nueve recomendaciones prácticas para no tener que visitar al dentista antes de tiempo: La dieta, tan importante como el cepillado para prevenir la caries. La dieta tiene un peso tan importante como el propio cepillado de los dientes en la prevención de la caries. No alcanza con cepillarse los dientes bien y más veces al día para compensar: eso no podrá revertir los efectos de una mala dieta. En lo que se refiere a caries, cavidades y agujeros en los dientes la clave está en la dieta y en la frecuencia de exposición al azúcar. Cuándo comer, tan importante como qué se come. Si no has comido o bebido durante un tiempo, tu boca está esencialmente «en reposo» y tus dientes a salvo. Pero justo después de comer se vuelve ácida, creando un ambiente en el que tus dientes empiezan a disolverse. Así que cuanto más picotees entre horas, más períodos de acidez habrá en tu boca. El consejo general para el cuidado de los dientes es evita comer entre horas y comer los dulces después de las comidas. Cómo «comer bien» entre horas. Pero si no podés resistirte a picotear entre horas, se recomienda beber agua, masticar un chicle sin azúcar o incluso comer un poco de queso, para ayudar a los dientes a regresar a ese nivel seguro de acidez. Azúcar, el gran enemigo de los dientes. La frecuencia de exposición al azúcar es clave para el desarrollo de caries. Se recomienda tener cuidado con los alimentos aparentemente inocentes pero que tienen azúcar escondido, como los jugos de fruta, los cereales o algunas comidas precocinadas. Es mejor comer una naranja que beber un jugo de naranja embotellado. La leche es otro de los alimentos que puede traicionar, particularmente en los niños: si bien su contenido en calcio lo hace recomendable para los dientes, también contiene azúcar. Algunos niños se quedan dormidos con el biberón en la boca […]

La importancia de cepillarse los dientes

Una buena higiene bucal permitirá evitar enfermedades y caries Es conveniente que los niños y niñas se cepillen siempre los dientes después de comer. No es necesario el uso de pasta dental. Es mejor si el lugar donde se guarda el cepillo está a su alcance. Y se aconseja higienizar el porta cepillos al menos una vez por semana. Cada 3 meses es preciso renovar el cepillo de dientes. También es recomendable que se alimenten de manera saludable incluyendo frutas y verduras de distintos colores, y disminuyendo el consumo de gaseosas, jugos artificiales y golosinas para evitar las caries. Realizar una visita periódica al odontólogo para controlar la salud bucal de los niños a partir de los 3 años es muy importante. Él podrá enseñarles a cepillarse los dientes correctamente y les hará una topicación de fluor para evitar las caries. Aunque el niño se lave solo los dientes es importante que los padres puedan repasarselos para asegurar su correcta limpieza. Como evitar por completo el consumo de dulces y golosinas no es posible con los niños, se aconseja que los coman juntos (galletitas y/o caramelos y alfajores) durante un momento particular de la tarde, y no dispersos en distintos momentos del día, y luego se cepillen los dientes. Si el niño tiene caries, por más que estos dientes y muelas se cambien en unos años más, es fundamental que se curen ya que si no se lo hace, se puede producir un avance de la infección y causar dolores y enfermedades en las encías.

«Juntos nos ocupamos de vos esperando que tu apariencia sea la que esperas»