ortodoncia

¿Pensás en tu sonrisa cuando pensás en tu apariencia?

Todos merecen reconstruir la sonrisa, independientemente de la edad. El aparato ortodóncico deja sus dientes alineados, saludables y en armonía con su rostro. Año a año, la expectativa de vida aumenta y cada vez más la salud bucal ha sido un punto fundamental cuando se discuten este asunto. Se sabe que los dientes desalineados tienen mucha influencia sobre la salud de la boca, a cualquier edad. La exigencia estética también se torna cada día más relevante. De este modo, junto con los tratamientos faciales y cirugías plásticas, los tratamientos ortodóncicos vienen ganando la atención del público, para personas de todas las edades. Además de mejorar el aspecto estético, los dientes alineados proporcionan una mejor higiene bucal, encías saludables, alivios de los dolores de la articulación temporomandibular y de los músculos de la cara. En el adulto, la ortodoncia ayuda principalmente en la mejora de la oclusión y de los dolores y ruidos de en las articulaciones de la boca, pudiendo también aliviar algunos dolores de cabeza. El uso de ortodoncia puede resolver el problema de la pérdida dentaria por movilidad dental, puede ayudar también en las rehabilitaciones orales, desplazando dientes fuera de lugar y facilitando la colocación de los implantes. La indicación para el adulto es siempre usar la ortodoncia fija, pues hoy son mucho más sencillas y discretas. Con los nuevos aparatos estéticos, su uso llega a ser impercetible. Existe también la opción de aparatos linguales, en los que los brackets son colocados en la parte interna de los dientes, quedando totalmente invisibles. El tiempo de uso del aparato es variable y depende del caso. Sin embargo, se puede decir que normalmente no supera el período de 12 meses y la mayoría de las veces, sin la necesidad de extracciones dentarias. Hoy es muy común encontrarnos con pacientes de más de 60 años utilizando el aparato fijo. Si quiere tener sus dientes mejor alineados y bonitos, eliminar los dolores en la articulación témporomandibular, tener una buena masticación, mejorar su higienización y, principalmente, quiere sentirse más seguro al sonreir, es un candidato a la ortodoncia. Una nueva sonrisa es la […]

¿Qué buscamos con una ortodoncia?

Los Ortodoncistas complementamos nuestras habilidades técnicas con los conocimientos profesionales y artísticos para lograr la simetría, armonía, balance y proporción del rostro de las personas. Lo que buscamos con la Ortodoncia es encontrar un equilibrio armónico entre la cara y la dentadura. Cuando conseguimos una relación armónica entre los dientes y la cara, da como resultado una sonrisa bonita y saludable, que realza la autoestima y, desde el punto de vista psicológico, mejora la calidad de tu vida. La imagen pública de las personas que tiene una dentadura funcionalmente alineada, es “sinónimo de una sonrisa sana”. Al establecer una escala de valores dentro de los patrones de imagen corporal, facial y atractivo físico, la dentadura alcanza valores preponderantes como signo de juventud, de atractivo sexual y de éxito social. La boca y los ojos son las regiones móviles del rostro que más atraen la atención de las persona. Una boca proporcionada e hidratada, sin arrugas ni pliegues que la enmarquen, posee un alto valor estético, ya que simboliza juventud y sensualidad. Al finalizar, la Ortodoncia no solamente logramos una sonrisa perfecta y un rostro más armónico; también tenemos a un ser humano más feliz, con una elevación de su autoestima, con miradas incansables al espejo, de frente, de lado, sonrientes, y en nosotros la alegría del deber cumplido”. La cara, además de reflejar lo que somos, refleja también lo que queremos ser. Qué parámetros tenemos en cuenta en para valorar la Simetría de la Cara y la Armonía de la boca para conseguir el equilibrio facial? Valoración del Perfil Facial Valoración de los Labios Valoración Frontal de la Cara Valoración de la Sonrisa Valoración de la Posición de los Dientes y Labios Proporción entre el cuello-mentón y mentón-nariz La nariz en el contexto facial La vía aérea Surcos facio-genianos Simetrías frontales

¿Qué es la cirugía dental?

La cirugía bucal es la más antigua especialidad reconocida de la odontología. Le concierne el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico de las enfermedades, anomalías y lesiones de los dientes, de la boca, los maxilares y de sus tejidos contiguos.

¿Pensaste alguna vez que un tratamiento de ortodoncia puede cambiar tu cara?

En muchas ocasiones, el principal motivo de consulta a los ortodoncistas son exigencias estéticas y las malas mordidas. El paciente pocas veces relaciona su problema dentario con sus rasgos faciales, o como éste afecta a su crecimiento y desarrollo maxilofacial.

¿Qué es la Cirugía Ortagnática?

Ortognático se origina del griego, Orthos (derecho) y Gnathos (mandíbula), por lo tanto la CIRUGÍA ORTOGNÁTICA tendrá como finalidad mover los dientes y huesos a una posición más adecuada, más estética, más funcional y por supuesto más saludable; esto se logra a través de la combinación de dos áreas o especialidades médico-odontológicas: La Ortodoncia mueve los dientes y la Cirugía Maxilofacial mueve los huesos.

¿A qué llamamos deformidad dentofacial?

Las deformidades dentofaciales son más frecuente de lo que se cree. Entre un 8 y un 12 por ciento de la población mundial presenta algún tipo de desequilibrio relacionado con los dientes y el rostro, es decir, padecen desarmonías dentofaciales, estas las podemos definir como las alteraciones que afectan tanto a los dientes (dento) como a la cara (facial).

¿Qué quisieras conseguir con el tratamiento Ortodóncico-Quirúrgico?

Es una de las preguntas más importantes en la etapa diagnóstica. La variedad de respuestas es tan amplia como los pacientes que hemos visto, pero podríamos clasificarlas en tres grupos aquellos que buscan un cambio estético, los que buscan una mejora a nivel funcional, y los que son concientes de buscar ambos beneficios. Desde lo funcional, la cirugía plantea la posibilidad de recuperar funciones fisiológicas alteradas: masticar mejor, respirar mejor, deglutir mejor, etc. Desde lo estético, la cirugía permite cortar con un discurso, que en algunos pacientes, ha sido sumamente pesado de sobrellevar. Marcas tan pesadas como: “soy fea”, “soy dientudo”, “cerrá la boca que se te ven las encías”, “hay algo mal en mí”, etc. Lo importante a lo largo del tratamiento es que el paciente pueda tomar conciencia de que, los busque activamente o no, los cambios estéticos llegarán, y de acuerdo a la patología, podrán ser muy importantes. Este cambio a nivel estético trae aparejado un impacto a nivel psicológico, que a veces sorprenden al paciente y su familia, especialmente a nivel psicosocial, incluyendo una mayor confianza en sí mismos, en la imagen facial y el ajuste social. Es decir, las mejoras en las características faciales, logradas por la devolución de la armonía a ese rostro, tienen una influencia beneficiosa en los pacientes como individuos y también en su situación de la vida social. En la preparación emocional para la cirugía, los cambios estéticos y la repercusión psicológica de dichos cambios, es que mi rol de psicóloga toma sentido dentro del equipo. Más allá de los buenos resultados y de los beneficios que conllevan estos cambios faciales, responder a la exigencia inmediata de esta nueva imagen y su asimilación, supone un proceso que es único y particular en cada paciente. Su preparación, sus propios recursos y su entorno familiar y social tendrán una importancia fundamental en este período. Los integrantes de “Armonía Dentofacial” como equipo, también actuamos como “red” que sostiene al paciente, conteniéndolo, guiándolo y acompañándolo en este camino.   (Este artículo fue publicado originalmente en la revista Sala de Espera)

«Juntos nos ocupamos de vos esperando que tu apariencia sea la que esperas»